Postdamer platz

Postdamer Platz

El frío le hizo sentir en los huesos la historia de amor, quizás desamor, que acababa de ver en el cine. Mientras el viento azotaba los rincones de la Postdamer Platz, ella sentía como atravesaba su mejilla la lágrima hiriente de la protagonista en la secuencia final. Subió a un taxi y la sensación fue desapareciendo en su recorrido a lo largo de las calles desiertas del antiguo Berlín Este. Llovía la noche.