nubes

Nubes

Caminaban por la calle solos, mirando las nubes, ajenos a lo que ocurría alrededor. Él buscaba nubes pequeñas y redondas. Ella perseguía las nubes enormes que parecían no caber en el cielo.
Se encontraron por casualidad en el atardecer del edificio más alto de la ciudad observando como un racimo de nubes anaranjadas se apropiaban del horizonte.
Desde aquella tarde, recorren juntos su ciudad y el mundo acompañando el recorrido zigzagueante de nubes grandes y pequeñas.