cielo-y-tierra

Cielo y Tierra

La tierra giró de repente. El cielo se convirtió en suelo. Abajo, pueblos y ciudades parecían caber en la palma de una mano, de la tuya, señalando una pequeña mancha en el temblor del horizonte. Allí, cerca y lejos, tu lugar, tu ciudad, el sitio de regreso, la Ítaca abandonada.