arena

Arena

De repente la luz se transformó y una extraña sombra se extendió hasta cubrir la orilla y la arena, grano a grano. Todo. El mundo se sumió en la oscuridad días, semanas, meses. El tiempo transcurrió en el gris denso del aire hasta que una mañana, sin motivo ni causa conocida, se observó un cierto resplandor en la arena. Y así volvió la luz a aquella playa, a la vida.