2097

2097

2097. El aire era plomo. La luz, tenue. Caminaban despacio, distanciándose, encontrándose, uniéndose en aquel túnel que atravesaba la ciudad y que era una espiral, como la propia vida.